Artesanía

  • Artesanía

La obra artesanal de mayor relevancia y que subsiste como testimonio de una industria floreciente en Cabo Verde en los primeros siglos de colonización, es el pano d’obra, más conocido actualmente como pano de terra (ver detalles). Producido en telares artesanales, creando bandas estrechas y largas, su uso es actualmente decorativo en ropa, bolsas, y otros elementos, pero en el pasado desempeñó un importante papel, no sólo en la indumentaria lugareña, sino en el comercio exterior de Cabo Verde.

En Santiago, además del pano de terra, se produce alfarería útil y decorativa, piezas decorativas en coco, bolsas de sisal, cestería (cestos redondos) y licores.

S. Vicente fabrica instrumentos de cuerda (violones, cavaquinhos, rabeles - violines), tapicería, bisutería de coral y conchas, objetos de piedra, piezas de barro vidriado.

La isla de Santo Antão es famosa por sus licores, el grogue, producido en trapiches, el ponche (mezcla de grogue y miel de caña) y la cestería.

El Boa Vista, los enormes sombreros de paja y los cestos de hoja de palmera, junto con piezas útiles y decorativas en alfarería, son los principales productos artesanales.

Fogo, que vive vinculado al volcán, esculpe piezas decorativas en piedra porosa de lava, y produce un vino que nace de la misma lava, el manecom, además de licores, compotas de frutas (manzana, membrillo...) cultivadas también en lava, o queso de cabra.

Brava es la isla de los bordados.

A la artesanía caboverdiana la falta planificación, para que quien la adquiera tenga la certeza de que no se está llevando recuerdos de Senegal o de otros países del continente, muy activos en la producción y en el comercio en Cabo Verde.

La obra artesanal de mayor relevancia y que subsiste como testimonio de una industria floreciente en Cabo Verde en los primeros siglos de colonización, es el pano d’obra, más conocido actualmente como pano de terra (ver detalles). Producido en telares artesanales, creando bandas estrechas y largas, su uso es actualmente decorativo en ropa, bolsas, y otros elementos, pero en el pasado desempeñó un importante papel, no sólo en la indumentaria lugareña, sino en el comercio exterior de Cabo Verde.

En Santiago, además del pano de terra, se produce alfarería útil y decorativa, piezas decorativas en coco, bolsas de sisal, cestería (cestos redondos) y licores.

S. Vicente fabrica instrumentos de cuerda (violones, cavaquinhos, rabeles - violines), tapicería, bisutería de coral y conchas, objetos de piedra, piezas de barro vidriado.

La isla de Santo Antão es famosa por sus licores, el grogue, producido en trapiches, el ponche (mezcla de grogue y miel de caña) y la cestería.

El Boa Vista, los enormes sombreros de paja y los cestos de hoja de palmera, junto con piezas útiles y decorativas en alfarería, son los principales productos artesanales.

Fogo, que vive vinculado al volcán, esculpe piezas decorativas en piedra porosa de lava, y produce un vino que nace de la misma lava, el manecom, además de licores, compotas de frutas (manzana, membrillo...) cultivadas también en lava, o queso de cabra.

Brava es la isla de los bordados.

A la artesanía caboverdiana la falta planificación, para que quien la adquiera tenga la certeza de que no se está llevando recuerdos de Senegal o de otros países del continente, muy activos en la producción y en el comercio en Cabo Verde.

Autoria/Fonte

Armando Ferreira

Relacionados

Notícias

Governo e Nortuna assinam acordo para produção de atum em aquacultura

“Gostaríamos de contribuir para a comunidade local, porque vamos ficar aqui por muitos anos”